Páginas vistas en total

jueves, 10 de mayo de 2018

EN EXTINCION 1: LA FAMILIA 1

Imagen que no hace falta comentar ni menos presentar
 
 
Nunca he sido conservador ni cosa parecida y tengo un concepto de familia bastante amplio, mejor dicho tengo el concepto de familia (definiendo: personas que están unidas por amor/cariño). Creo que lo es bastante amplio.
Por supuesto no voy a hacer ningún alegato pseudo.fascista de los que hacen quienes se han erigido como salvadores de la familia (en general por no tener el .... quietecito). No van por ahí los tiros. Es algo peor, sutil pero efectivo. Demasiado efectivo para el relativamente poco tiempo que lleva en funcionamiento.
La familia tribu o familia clan, cayó por su propio peso ante el fenómeno de la ciudad. Todavía quedan gloriosos restos como la, no se si llamarla así, etnia gitana. Por desgracia en los dos último años he tenido que pasar muchas horas en la sala de espera de urgencias. El hospital está cerca de un barrio gitano y por tanto rara era la vez que no había alguien de ese barrio atendido en urgencias. Lo que yo he visto es ejemplar: uno de ellos, está esperando más o menos fijo pero en ningún momento solo. Van llegando de uno en uno o de dos en dos a acompañarle, se van esos y vienen otros. Nunca vi un gitano esperar solo en la sala, ni vi comportamientos fuer4a de lo normal, quizás hablen más alto de lo que estamos habituados pero mi vecina habla en un nivel que habría que medir en decibelios y no por eso protesta nadie) a los únicos que he visto dar el cante es a payos hasta las trancas de vino o con el mono.. En cualquier caso la familia clan cayó por la urbanización de la sociedad.
Nació así otro tipo de familia que llamaré directa a falta de mejor nombre. La familia directa, tal y como la entiendo, está formada por abuelos, padres y nietos. Punto. Sin embargo, este tipo de familia tenía las horas contadas desde su nacimiento. Al tener menos miembros, menos apoyo tiene el individuo y también -y esto es importante- menos mediación en los conflictos familiares inevitables. A cambio el individuo recibe el don de poder no preocuparse de los demás miembros. Es lo que generó al horror de los "abuelos golondrina". A pesar de esto y seguramente por la paralización historia de las dos guerras (la Civil y la Mundial) y sus respectivas posguerras, esta familia directa duró bastante y en este país concretamente hasta el desarrollismo de los sesenta cuando surge un nuevo ideal de familia: la familia nuclear.
Padres e hijos, los demás, abuelos incluidos, son poco más que conocidos de vista, con los que se ven obligados a cenar por Navidad y cosas así. Ah, también se acuerdan de todos en acontecimientos como bodas y demás, pero, seamos realistas, sólo por que se cuenta con sus regalos para pagar la boda. En la Mancha a esos regalos se les llama "manzana", no sé por que, pues el caso es que con esas manzanas se cuenta para pagar el evento. Se supone que es en la que vivimos ahora. Por cierto a los abuelos que les vayan dando. Lo cierto es que la familia nuclear se ha deshilachado como un mal tejido, lo que en realidad era, y ha estallado formando otra cosa.
Antes de seguir quiero comentar el caso especial de las familias monoparentales que van por otros derroteros mucho más complejos pues es la historia de cada individuo la que las forma. Por cierto, que hace falta tener muchos de estos y de los otros para afrontar esa situación.
La situación actual es otra muy diferente. Los abuelos son demasiado viejos y por tanto sus hijos tampoco están para correr la maratón precisamente. Se entiende pues que se haya llegado a los centros de día o las residencias. Lo que no se entiende es que se entiendan las residencias como medio de deshacerse del problema y si te he visto no me acuerdo. Literalmente.
Sabéis que soy discapacitado pero bastante autónomo, pues hace ya unos cuantos años mi "querida" familia soltó sibilinamente y con otras palabras que ya podía ir buscando residencia cuando pasara lo que ha pasó en noviembre, que muriera mi padre. Como los bueyes se sacuden las moscas así se sacuden los miembros de este nuevo tipo de familias. Dejan al viejo i al dependiente en una residencia y ya pueden olvidarse de ellos, tranquilamente. Su relación con ellos viene a ser como si se hubieran muerto. Afortunadamente hay muchas excepciones a esta afirmación, pero no por eso deja de ser cierta.
El tema es cuento largo y mejor dejarlo hoy aquí, cuando los hijos son ya abuelos.


viernes, 4 de mayo de 2018

Mayo

Portada de la revista Vogue de Mayo de 1912
Tradicionalmente, como nos recuerda la portada del encabezamiento Mayo es el mes de las bodas, falso, por supuesto, es más tarde para sumar con las vacaciones por delante o por detrás. Mayo, sin embargo es el mes de las Primeras Comuniones, incluso de las primeras comuniones "por o civil". La repera.
Cerca de casa ha abierto un comercio exclusivo, hay que ir con cita precia y todo, dedicado a los ropajes de primera comunión. Me niego a decir aquello de "en mis tiempos" y a admitir que estos no lo son, pero si voy a echar un ojo a los "válgame Dios lo que se ve (y se oye)" sobre el temita.
Por empezar por algún cabo empecemos por la en exceso exclusiva. Allí, en el sobrio y rematadamente cursi escaparate algún ejemplo de las prendas, no más de dos y uno de medio lado colgando de una percha jugando al "me ves, no me ves". Su estilo está a medio camino entre el vintage y lo rematadamente pijo. Sin embargo, no hace demasiado me encontré, mejor dicho, me pegué un susto de muerte cuando veo un traje de niño exactamente igual que el de los presos en los campos extermino. ¿Sentido homenaje a  "El niño del pijama a rayas"? Me da que no, esto es cosa de una madre enloquecida que quiere dar la campaná entre sus amistades y cuñadas. Daba una dentera espantosa verlo, en serio.
Otra de las cosas que suelen perpetrar las madres, aunque ahora se ve menos es que sus pobres niños vayan vestidos de monje o monja. La hija de uno de mis primos así lo hizo, su abuela decía "mírala, si parece la madre abadesa" por que la niña andaba entrada en carnes, lo cierto es que yo la vi, lo que se me vino a la cabeza no fue un convento sino Bernarda Alba de blanco. De escalofrió. Con las chicas no lo sé por que las madres, aun las más enloquecidas, respetan mucho más el vestuario femenino de cualquier edad que el masculino de cualquier edad, pero los trajes de monjes de los niños (espero que no todos pero sí todos los que conozco) han acabado siendo un vestido para la mamá que, enloquecida y todo no pierde su retranca, o para la hermana mayor y "así nos ahorramos el vestido para la boda de la prima Gertrudis". En otro momento hablaremos de las madres-bulldocer que tienen su aquel.
Siguiendo con las comuniones he de decir que un tanto por ciento elevadísimo de las familias que las celebran pasan ampliamente de la existencia de Dios y del Sacramento, mucho más que de si le ha salido una peca a Ronaldo. Por no ser no son ni ateos. Ahí la comunión pierde casi todo el sentido, pero los chavales pueden conservar algo de ilusión y de recuerdos personales. Lo que no falta son los regalos, la juerga y, por supuesto, e alcohol. No puede haber fiesta o reunión familiar que se precie que no tenga un borracho en ella. Estamos ya al borde del abismo del delirio absurdo, y damos un paso más
Los niños ven a su entorno hacer la comunión, las niñas (als que yo he conocido) ven los vestidos y los niños los regalos, los papás el momento de lucir poderío (la gente humilde no hace tanta tontería) y de dar una metafórica bofetada a su cuñado.. Entonces entramos no ya en el absurdo de Kafka sino en el esperpento de Valle (en realidad, nunca salidos de él) y parimos una coas llamada "primera comunión por lo civil", no sé exactamente en que consiste pero lo que no falta es la juerga, los regalos y el borracho. Todos contendos, los padres salvan la cara de ateos progres de pacotilla, los niños tienen sus regalos, las niñas también y admás su vestido de emperatriz, el cuñado se lleva su bofetada y el borracho su gin-tonic. Ahora, el sentido de una Primera Comunión sin Comunión se me escapa por completo.
Algunos colegios, muchos y más aun los religiosos, no admiten más que el uniforme del colegio, las madres del tipo rata tan felices pues ya les vale para el curso que viene, eso sí hay que dejarle el dobladillo amplio por que crecerá. Que se despoje al niño hasta del recuerdo de un día que debía ser especial y no va ser sino uno en que le vistieron como todos los días para ir al mismo sitio que todos los días. Para colmo de males estos mismos colegios religiosos no permiten ni libro ni rosario y a duras penas un cordón con la cruz. Más recuerdos de los que se despoja al niño.
Luego están los niños y las niñas. Tal como va el crecimiento de las generaciones jóvenes, las niñas podrían usar el mismo vestido para casarse y los chicos para ir a la oficina, gracias al retraso en la ceremonia, de uno o dos años con respecto a generaciones anteriores.
Las fototos se hacen con los móviles e inevitablemente se pierden en el vaivén virtual,  los recordatorios (que ya no se si se hacen, si son de los de foto será lo que quede, un niño maquillado por mamá para que se le noten menos las ojeras o las orejas, si no lo son, suerten tendrán si no te los tiran a la cara como me ocurrió a mi.
Resumiendo que entre unas cosas y otras y esa respuesta de los papas de "no le regales nada si tiene de todo"de lo que debería ser un día especial en el que niño fuera el centro y pudiera guardar recuerdos físicos y mentales, sólo queda una cosa: el borracho


miércoles, 25 de abril de 2018

MADRID SE CIERRA POR JUBILACION

 Pues sí, parece que la ciudad entera se jubila al mismo tiempo y que los comercios más entrañables son las primeras víctimas. Hace un par de años cayó La Camerana (C/ de la Sal) comercio dedicado a la ropa interior, pero de todo tipo ¿un camisón con chorrerás, pongo por caso? lo tenían, Calzoncillos del Atleti o del Real, lo tenían, tallas gigantescas, las tenían. Salvo lo recién salido al mercado lo tenían todo. Era la tienda donde los viejecitos se compraban las camisetas de franela para el invierno, donde las señoras compraban sus pantys talla enorme.

Dentro dependientes atentos que conocían el negocio y no tenían que mirar la Tablet para saber si había o no tirantes azules, cajones y armarios de madera antigua, y un aire de historia viva. En la puerta estaba el Señor Gordo con su periquito en la mano, tan incónico para muchos como la Cibeles Hubiera pagado para salvar por lo menos al periquito pero ha desaparecido.

 En Navidad ponían un belen muy raro integrado en el escaparate , paralelo al csristal, visita obligada para la Navidad Madrileña, como el local de al lado, oscuro y casi siniestro, dedicado a imágenes religiosas, En Navidad exponían figuras en movimiento, el carpintero serrando, el panadero metiendo el pan en el horno. Siempre había un grupo enorme de abuelos y nietos anta aquellas figuras que emocionaban más a los abuelos que a los nietos. Ahora hay una deslumbrante yogurteria blanca t verde chillon, donde jamás he visto entrar a nadie. La Camerana ahora la ocupa una tienda chic que se decía antes de ropa de mujer iluminada con un tono extraño en plan semiecológico, creo, pero sin Señor Gordo. Ni siquiera han puesto nada navideño. Antes la innombrable Aguirre se cargó el Albeniz y la liberalización de los alquileres de un día para otro, obra del Faraón Gallardón de infausto recuerdo, se llevó por delante no pocos negocios "de toda la vida".

 Ahora le toca a Palomeque, tienda de artículos religiosos de la Calle Arenal, es donde generaciones casi enteras compraron sus complementos de Primera Comunión, muchos las figuras del Nacimiento Nuevo, otros los regalos para sobrinos parientes en su Comunión no sólo los clásicos complementos sino, por ejemplo, álbumes de fotos con tapas nacaradas y el filo de las hojas dorado. Fuera era un reducto de belleza entre bancos y una zapatería inenarrable que, con el más profundo desprecio a sus clientes, pone lo que es en todos los idiomas menos el castellano. Dentro, serenidad, santos que ni conocías, postales religiosas y de arte, madera antigua, cuidada y con el sabor de lo añejo, de lo que perdura. En Navidad exponían a la venta un exquisito nacimiento de madera no muy grande, con las figuras esenciales, sobre una pieza de madera qon un acolchado de terciopelo rojo. Un Rey llegaba en camello como mandan los canones, otro en un brioso corcel y el tercero en un elefante. No podía haber más detalle ni más elegancia en esas figuras. Ahora no sólo ya no estará sino que cuando fui el otro día a despedirme y a buscar un San José me enteré del precio de ese Nacimiento al que nunca me acerqué por que imaginaba un precio exorbitante estaba perfectamente a mi alcance.  Ahora las vitrinas están medio vacías, y con todo un mundo que se derrumba en ellas. Ha sido para mí como arrancarme una muela. "Cerrado por jubilación", como "La Camerana" y también por hastio ante una ciudad que ni sabe ni quiere ni le importa su historia, su Patrimonio Inmaterial, una ciudad regida desde hace muchos años por gentuza que solo ven sus cargos como un escalon mas para ministro.


Pero no ´sólo caen los antiguos sino que los más representativos de los menos antiguos, los de la "movida" siguen su misma suerte.
 
Ahora un individuo sobre quien no voy a opinar ha comprado el edifico donde esta La Casa del Libro., la más importante librería de Madrid (después de haberse cargado Fuentetaja y otras muchas) y temo que en su lugar como en el de todos los locales del cogollo central de la ciudad aparezca una tienda con gitanas de cerámica mal hechas, postales y las inevitables y ofensivas camisetas de los equipos de fútbol. Madrid entero se cierra por jubilación y sin más pensión que seguir viendo como la ciudad se ve despojada de parques de bomberos, teatros etc. Sí, mejor jubilarse para no participar en esta masacre.

martes, 10 de abril de 2018

ABRIL


Portada de Vogue de abril de 1919.
 
"Abril riente de frío mata a la gente", dice un viejo refrán y va siendo cierto pues frío todo el que queramos y algo más, lluvias, tormentas, vientos, nieves y demás regalos primaverales nos caen del cielo (literalmente) todos los días. Lo que no encuentro son motivos para calificar de riente este abril.
He intentado dejar aquí algo que reflejara la desolación por el pequeño Gabriel, Pescaito,  pero no he encontrado palabras. No sé si las hay, en cualquier caso no a mi humilde alcance.
Tampoco sobre el bombardeo con armas químicas en Siria, sólo un comentario cínico: ¿por que nunca se reflejan ni se recuerdan barbaries semejantes del "mundo libre"? Pero el comentario ni expresa ni, desgraciadamente,  arregla nada.
Si no fuera tan patética la farsa, pantomima, astracanada, paripé, montaje, espectáculo que ni llega a sainete del asunto de los prófugos, fugados, etc resultaría hasta gracioso pero sólo me viene otro comentario cínico: ¿por qué sólo se "fugan" quienes tienen un alto poder económico?
Y hablando de culebrones. La que se ha montado por el asunto Leticia versus Sofía. Me he declarado monárquico aquí más de una vez y he lamentado que el Rey Emérito (¿de donde se habrán sacado esa figura, señor?) haya echado a perder en los últimos años de su reinado el que podía haber sido el mejor de la historia de la monarquía en España. Pero, monárquico y todo, ¿Qué c... me importa a mí y que c... importa a los demás si la suegra y la nuera tienen sus rifirrafes? Como de costumbre ya han salido los dos bandos, los proleticia y los prosofía (como en todo) por un asunto que ni va ni viene ni a la historia ni a la política ni a nadie más que al ámbito familiar. Sin embargo, la que han montado. Quien me da "pena" y lo entrecomillo por que una persona de su nivel no puede dar "pena" seria sino metafórica es el Rey, el de verdad, Felipe VI a quien le ha caído el morral de un estado en plena descomposición en todos y cada uno de sus niveles y que, teniendo ante sí un panorama como ese y haciéndolo, llegado el caso,  como el mejor jefe de estado del mundo nunca se le reconocerá por comparación con el periodo de la transición paterno. Lo que le falta a la institución y al hombre son cosas como esta del "duelo de reinas" (es una exageración pero es que he empezado a ver Juego de tronos y se me ha venido solo)
Y ya que, por puro autorespeto no quiero hablar de Cataluña y sus caganets (¿qué habrá hecho el pueblo catalán para que caigan esos encima?), pongamos que hablo de Madrid, que es, con perdón, pa mear y no echar gota; y no por lo que haya podido hacer o no la Sra Cifuentes con su master sino por que parece que nadie sabe que esas componendas a todos los niveles universitarios están a la orden del día creo que desde los tiempos de Cisneros. Esta gente que tanto habla, y con razón, o no ha pisado una facultad en su vida, con lo que tendrán que explicar de donde salen sus títulos, o son unos perfectos cretinos -que lo son-, que nos toman por sus iguales a los demás. Creo que a estas alturas ya deberíamos todos saber que tras los ayuntamientos y la justicia la institución más corrupta es la universitaria y a las pruebas me remito.
¿Riente? pues será verdad pero yo no le veo la gracia. Sinceramente.

lunes, 26 de marzo de 2018

DOMINGO DE RAMOS, OBVIAMENTE


Lo de obviamente lo digo por que cada año suelo hacer una entrada o varias en y sobre Semana Santa.
El Domingo de Ramos es, dentro de esta semana, el que participan más los niños en general. Quizás menos que antes en el ámbito urbano pero igual en el mundo rural, creo. De alguna manera este año duele escribir esto, pues, de querer poner un titular amarillista pero real habría que poner "el invierno de los niños muertos". Sí, suena a titulo de novela policiaca pero no. Desde primeros de año a la entrada de la primavera han sido asesinados siete niños. Cuando consigo parar el desgarro emocional de estas noticias, cuando puedo pensar, me surge una pregunta: ¿por qué?
Si, ya sé que no hay una respuesta única y que cada crimen es un mundo aparte pero ¿Qué clase de sociedad hemos creado que asiste a esta salvajada sin mirarla más que cuando se la ponen a todas horas en la televisión, lo que viene a decir cuando conviene a los poderes? No voy a entrar en politiqueos inaceptables ahora, sólo quiero hacerme a la idea de la sociedad en que vivo. Y asusta, por lo menos a mí. y me esfuerzo en buscar causas y entornos que puedan generar bicharracos semejantes -hasta llamarles asesinos es un elogio para lo que son-. Claro que siempre han existido las Medeas (tantas que mejor no pensarlo) No quiero sacar los pies del plato ni dejarme llevar por la rabia, hoy no, pero sin ser nadie, y por eso no cobro, se me ocurren un par de ideas sobre el asunto.
Se habla de deshumanización actual, casi una frase hecha, pero es todo lo contrario: lo humano es eso, el robo, el asesinato y demás y sólo un sutil barniz de civilización nos separa de Vlad el Empalador o del mismísimo Caín.
"La bestia humana" es un animal social y es en esa relación con el entorno lo que ha dado ese barniz. El hombre se comporta como los gatos: solo si le conviene hace algo, su frágil físico le empuja a unirse a otros iguales. En ese momento las relaciones cambian y surge un modo de entender la vida como grupo (clan, casta, estado llano etc) y como se defiende e intenta mejorar, no por solidaridad o cosa parecida, no, simplemente por que si el vecino se muere de hambre no va a poder estar mañana salvándome de lo que sea.
En el presnte momento histórico hay varias cosas cambiantes: la codicia, si quiero que me defiendan no tengo por que tener un comportamiento correcto con mi grupo. Pago escolta y punto.
El grupo como tal empezó a reducirse, creo,con el XX y ahora ya no es la familia escueta, padres e hijos, el grupo. Ese mínimo grupo se ha desintegrado dejando al bicho humano como al principio pero armado y codicioso. Llega a creer que el individuo lo puede todo y todo lo que puede hacer lo hace, no hay grupo de referencia ni por tanto tampoco compromiso con valor alguno. Todo vale por que puedo hacerlo. Lo que le lleva directo a no reconocer ni obstáculos ni limitaciones. Quiero esto, hay tal cosa que me impide lograrlo pues la elimino y cojo lo que quiero. Aunque el obstáculo sea un niño.
El gran entorno que es lo que llamamos sociedad se escandaliza pero tarde y generalmente mal, para luego olvidarse hasta el siguiente niño muerto. Envilecida por el mismo virus que el individuo se comporta exactamente igual que él.
Seguro que estoy equivocado, siempre lo estoy, pero la poca razón que nos queda da vueltas a la extraña realidad de un invierno de niños muertos.

domingo, 11 de marzo de 2018

OTRA VEZ ONCE DE MARZO

 
Acabo de abrir el ordenador, con el último trago de café en la boca, dispuesto a dedicar la entrada de hoy al asunto de moda sobre la mujer ect, cuando, como una bofetada, ha aparecido la fecha. Con tanto revuelo mediático y tanto escapar de lo que ahora llaman información estaba totalmente despistado. JNo debería habérseme pasado por alto pues, además de la inimaginable tragedia personal de cada víctima, además, y aunque casi ofendo a éstas con lo que voy a decir (no es esas mi intención, sólo que las palabras son limitadas) empezó a gestarse la actual situación de rebelión larvada del pueblo llano contra el poder. Está ahí y los mimos esfuerzos que hacen para ocultarla les delatan. Usan todos los opios para el pueblo que conocen y algunos que se inventan, pero no, ahí seguimos. Naturalmente aquellos en quienes confiamos para hacernos oír, nos han traicionado -es tradición en este país desde lo de Viriato- y se han dedicado a hacer proclamas, prácticamente copiadas de las de hace casi un siglo, a morderse entre ellos y a no saber a que coño, con perdón juegan
Ni soy especialista de nada que tenga que ver con esto ni cosa parecida pero aquel horro con que amaneció el país ha roto, definitivamente, cualquier vínculo entre nosotros, los españolitos de a pie, cualquier vínculo o confianza en las instituciones. Aquellas cuarenta y ocho horas posteriores, sobre el dolor lacerante del golpe en el mismo centro vital de una sociedad, arrasaron con todos los valores que creíamos tener en este sistema democrático. luego vino todo lo demás, lo que nos ha traído a esta situación de la que nada bueno puede salir.
Sí, está siendo un extraño recuerdo de aquel día, de aquellos que, conociéramos o no, eran nuestros compañeros en aquello de vivir, A ellos no les dejaron.
Quien pueda, al recordarlos, llorar, que llore.
Quien pueda rezar que rece
Quienes no podemos ni lo uno ni lo otro, recordar y apretar las mandíbulas de rabia.

jueves, 8 de marzo de 2018

MARZO 2


 Como dije en la entrada anterior vamos a hablar de cine. Hablamos ya de los musos del destape masculino que en ocasiones aparecían en las películas S (clasificación inventada para la época) y otros en distribución normal,por así decirlo. Entre unas cosas y otras he venido revisitando muchas de aquellas películas del destape últimamente, y me gustaría hacer una reivindicación de ese cine que parece ser considerado como nefasto o al menos, muy malo. Desde luego al lado del cine español de hoy sí que era malo pero era un cine necesario.y en más de un sentido.
Para empezar, la guerra y la posguerra habían dejado al país hambriento de carne de los dos tipos, para comer y para... pero no sólo materialmente sino que, mentalmente, el españolito/a medio desconocía mucho y lo demás era rodeado de un tabú tremendo. Yo viví los últimos rabotazo de aquello e incluso entonces había temas que ni en las familias más abiertas mentalmente (las que disponía de medios para irse a ver cine fuera no cuentan, no eran la mayoría) había temas que simplemente no existían. En gran medida para varias generaciones hay aspectos de la realidad de los que tuvieron conciencia gracias a la bofetada /escándalo de muchas de aquellas películas. Un ejemplo con el que sé que no estaría mucha gente de acuerdo es "La trastienda" con uno de los primeros desnudos femeninos protagonizado por la inefable María José Cantudo. En realidad la película era un reportaje no muy halagüeño, según recuerdo, del lado orgiástico en el peor sentido de los Sanfemines y en medio de todo aquello, un adulterio y un jesuita que interviene. Las salas se llenaron pero para ver a La Cantudo, y, de paso, se les metía otra forma de ver el mundo, por así decirlo.
Desde luego había muchos niveles dentro del cine del momento, pero incluso hoy resulta difícil saber cuales son las películas desdeñables por completo. Eloy de Laiglesia es uno de los directories que más películas de las que llamo necesarias realizo y cito sólo unas cuantas:
  • Juego de amor prohibido (1975)
  • La otra alcoba (1976)
  • Los placeres ocultos (1977)
  • La criatura (1977)
  • El diputado (1978)
  • El sacerdote (1979)
  • Miedo a salir de noche (1980)
  • Navajeros (1980)
  • La mujer del ministro (1981)
  • Colegas (1982)
  • El pico (1983)
  • El pico 2 (1984)
  • Todas ellas abordando temas candentes de los que siempre se evitaban bien por pura represión o bien por no mirar la realidad social desde otro punto de vista (Navajeros, por ejemplo). Adulerio, homosexualidad, ejercicio despótico del poder, eran los mimbres de sus películas. Personalmente creo que destacan "Los placeres ocultos", "El diputado" y "El sacerdote".
    Este verano repusieron en televisión esta última. He de decir que yo en aquellos casi olvidados cines de verano que tenían cierta manga ancha con la edad, me las había visto todas en su momento, hasta el 81. Recuerdo que esta película en concreto no me entusiasmó. Trata en síntesis del problema del celibato sacerdotal pero sobre todo de la castidad como valor absoluto. Simón Andreu, actor casi fetiche del director, es un sacerdote que, en la línea del Magistral de La Regenta, se ve atormentado por el instinto sexual. Para colmo de males se cruza en su vida la madre de un alumno, la bellísima Esperanza Roy de la que no es difícil enamorarse para nadie, que revuelve aun más sus instintos. Tras un tremendo combate interior el personaje decide literalmente cortar por lo sano y se castra con unas tijeras de podar en una escena que hizo que todos cruzásemos las piernas. Misteriosamente sobrevive y deja el sacerdocio. Película necesaria entonces y ahora pues el celibato sigue siendo tema espinoso. Desde luego no es perfecta pero mientas la veía este verano se me heló la sangre en las venas. Un fogonazo de lucidez me hizo comprender que esa película rodada con el fantasma de la censura todavía ululando por aquí y por allá no s podría hacer hoy, que tanto creemos y ñresumimos de la libertad de expresión..
     Hay algunos puntos que lo harían imposible. El primero es cuando el sacerdote en plena rebelión carnal muy a pesar suyo lanza una mirada lasciva a los muslos de uno de los niños que prepara para la primera comunión y huye despavorido.
    Los dos siguientes se desarrollan en el pueblo recordando su pubertad, Chicos nadando desnudos en l río, midiéndosela a ver quien la tiene más grande y masturbándose en grupo. Los que entienden califican estas prácticas como normales, experimentales y de autoafirmación.
    También en el pueblo su padre le pega unos cuantos correazos sobre sus nalgas desnudas.
    Para acabar, en uno de los últimos fotogramas de la película, que vemos abajo, el ex-sacerdote habla con la imagen del Crucificado y acaba diciéndole algo así como "A ti también tan castrado".
    Todo esto se sale de lo políticamente correcto, muchachos desnudos, malos tratos, etc  provocarían tal revuelo que hundirían la película y por eso nadie se atreve a escribir nada fuera del cauce. Lo políticamente correcto ha alcanzado al Pato Donald en una selección editada en DVD de sus cortos sale un señor diciendo que el hecho de que Donald use una pistola en un coto de los cuarenta no significa que se esté apoyando el uso de armas. La pera. Han pasado dictadiiras, tiranías, fanatismos, excomuniones y siempre ha habido voces discordantes, y ahora, por fin han conseguido amordazarnos por miedo a no ser incluido en lo aceptable.
    Si, realmente, la historia humana es un asco.